Publicado el Deja un comentario

La solución para tu establecimiento en época de Coronavirus, los kioscos de autopedido.

Los kioscos de autopedido o autoservicio son un son un sistema cada vez más en auge por los beneficios que a continuación explicaremos, pero que en la época de Coronavirus, además, aporta mayor seguridad en los procesos de atención al cliente.

El contacto de clientes y empleados se reduce considerablemente, minimizando el riesgo de contagios, ya que es el propio cliente el que, en el kiosco de autopedido, selecciona los platos que desea consumir, ingredientes extras, comentarios de preparación e incluso, realiza el pago.

De este modo el contacto directo entre clientes y empleados se limita, única y exclusivamente, al momento de la entrega del pedido.

Beneficios de instalar kioscos de autopedido

Los beneficios que aporta un kiosco de autopedido en época de coronavirus son evidentes, pero,  ¿qué me puede aportar cuando volvamos a la normalidad?

El kiosco de autopedido es un sistema táctil y visual que  trabaja de manera totalmente autónoma, con lo cual, y especialmente en establecimientos de comida rápida, no tendremos que disponer de varias líneas de caja para tomar pedidos, cobrar, etc, ya que la mayoría de nuestros clientes gestionarán personalmente sus pedidos desde el kiosco de autopedido, consiguiendo una mayor flexibilidad y disminuyendo los tiempos de servicio y espera, lo que se traduce en incremento de beneficios para nuestro establecimiento.

Este sistema está enlazado con el software de TPV,  de manera que, cuando el cliente realiza el pedido desde el kiosco, automáticamente se refleja en nuestro TPV y se envía a las impresoras de preparación y/o Monitores de cocina (KDS).

El kiosco de autopedido puede ser configurado para trabajar con diferentes idiomas (sistema multi idioma), tanto para platos, ingredientes extras, mensajes y demás, dando a nuestros posibles clientes de otros países un servicio totalmente personalizado y adaptado a ellos. La personalización de nuestro kiosco de pedidos no se queda sólo en los idiomas, ya que también podremos configurar los fondos e imágenes, así como varias configuraciones de colores.

Una vez realizado el pedido, el mismo cliente realizará el pago del mismo desde el propio kiosco de pedido, permitiendo el sistema hacer en efectivo, con tarjeta o pasar posteriormente  por caja a realizar el pago si así lo hemos establecido.

Otro sector donde cada vez se impone más el kiosco de autoservicio son las discotecas y bares de copas, donde el cliente accede al terminal, elige su consumición o consumiciones y con el justificante de pago que le emite el kiosco, puede acudir a la barra a solicitar sus bebidas, de manera que los camareros no tengan que encargarse del cobro, evitando así errores de caja por cambios mal dados, descuadres de caja…

En resumen, un kiosco inteligente aportará los siguientes beneficios a tu negocio:

  • Servicio más ágil a clientes.
  • Menor contacto y colas de espera.
  • Disminución de errores en pedido y mayor eficiencia.
  • Personalización de platos con ingredientes extras.
  • Atención multi idioma.
  • Análisis sobre los comportamientos y tendencias de los clientes.

Si estás buscando un software de TPV con kiosco inteligente para tu establecimiento de hostelería, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestro equipo especializado en instalación de software se pondrá en contacto en la mayor brevedad posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *